EL CIRCULO SOLO TIENE UN LADO

¿Un material descolgado de la epoca indie y brit de los 90?. ¿Acaso el trabajo más representativo de ellos?. ¿ Un desesperado grito, en una nueva década, de guitarras y sonidos ya históricos y no presentes?.

El tercer disco de esta banda escocesa es aquel intento desenfrenado por mantener una cultura sonora que, con por ejemplo Standing on the Shoulder of Giants, o Urban Hymns, termina casi indefectiblemente. Aun asi, el mérito mayor que tiene la banda invisible es el de mostrarnos un lado amable y cálido, basado en guitarras acústicas, que permiten al oyente descubrir trazos estilísticos que en otros trabajos de los citados no era posible encontar. Canciones como "sing", "side", "flowers in the window"y"afterglow", invitan a un momento de pausa en un ajetreado inicio de siglo, haciendo hincapié en las cosas sencillas y comunes, sin dejar de lado el elemento poético o profundo de sus queribles letras ( "el círculo sólo tiene un lado").
Aun cuando discos tan potentes e indispensables vieron la luz entre 1994 y 1996, "the invisible band", en el año 2001, es una excelente muestra de que aun en el Reino Unido hay semillas de gran cepa, que nos pueden proveeer de canciones sencillas, al estilo de oasis, pero tan profundas y entrañables en su sentido e intencion, al estilo de coldplay, queriéndonos decir que es preciso "mirar" alrededor, por último, para tener ganas de cantar.

1 comentario: